Utilizamos cookies para poder ofrecerle el mejor servicio posible. Encontrará más información en nuestra Política de Privacidad.

Protección de datos Aceptar y continuar ×
Contacto
Contacto EPG.

Contáctenos.

Con el envío de sus datos usted acepta que se utilice la información incluida en este formulario. Finalidad de ello es la contestación de su consulta. Acepto las condiciones de la protección de datos.

Stadtwerke München introduce EPG | LFS como sistema central de almacén.

Stadtwerke München (SWM) es una compañía municipal que asegura el suministro básico de agua y energía a la población de Múnich, la capital del estado de Baviera. Además, es responsable del buen funcionamiento de los servicios de metro, autobús y tranvía, así como de las piscinas municipales cubiertas y descubiertas. Para cumplir debidamente con su trabajo, la compañía debe contar con reservas de una gran variedad de piezas de repuesto que van desde pequeños tornillos especiales y tubos de agua hasta bogies de metro. La gestión precisa de almacenes reviste al respecto una gran importancia, para permitir el suministro rápido de las piezas necesarias en caso de inconvenientes durante el servicio. El sistema de gestión de almacenes EPG | LFS de EPG (Grupo Ehrhardt + Partner) asegura este requisito. Porque controla todos los procesos logísticos en los centros de logística de SWM y está previsto para posibilitar en el futuro una vista general a nivel de grupo de todos los almacenes de la compañía. Así es posible localizar rápidamente las superficies libres y aprovechar mejor las sinergias.

Aprovechar mejor las sinergias.

En una superficie total de 45 000 m², Stadtwerke München almacena más de 30 000 artículos diferentes: en las centrales de almacenamiento de SWM se encuentran, entre otras piezas, componentes para plantas de cogeneración, suministro de energía y telecomunicaciones y artículos como bogies y tornillos especiales para el sector de transporte. A las centrales se suman otros emplazamientos pequeños en la zona urbana. SWM solo había utilizado hasta ahora un sistema de gestión de almacenes en unos pocos emplazamientos. La programación propia, no obstante, respondía cada vez menos a las altas exigencias. Así, la gestión del almacén se refería únicamente al respectivo emplazamiento y no se podían ver las capacidades de otros almacenes. La conexión de emplazamientos adicionales al sistema requería un gran esfuerzo de programación, por lo que en general se prescindió de ella y las existencias siguieron gestionándose con SAP. La necesidad de modificar procesos generaba igualmente una gran inversión de tiempo y elevados costos. Además, los pedidos aún se preparaban usando papel. Como el soporte del sistema anterior también terminaba, Stadtwerke München se decidió finalmente por un cambio. El objetivo era introducir un software estándar profesional y flexible que permitiera controlar procesos de forma intersectorial.

 

Flexible y de función perfeccionada

«Tras un proceso de licitación nos decidimos por EPG | LFS, porque era el sistema que mejor cumplía nuestros requisitos profesionales y técnicos», cuenta Tobias Winkelmeier, director especializado de proyectos en logística de Stadtwerke München. «Nos convenció sobre todo el modelo flexible de licencias: una sola licencia nos permitió conectar varios emplazamientos». En favor de la solución también pesaron la amplia gama de funciones y el hecho de que, al mismo tiempo, EPG pudiera facilitar con el controlador de flujo de materiales EPG | MFC un sistema de control moderno para la técnica de transporte, necesario para un almacén automático de estanterías altas y piezas pequeñas.

La conversión al nuevo sistema de gestión de almacenes se implementó durante las operaciones en curso. Esto implicó migrar grandes bases de datos y efectuar diversas adaptaciones en el sistema SAP específico del cliente. No obstante, desde el final de la programación hasta la puesta en uso solo transcurrieron cinco meses. El cliente también está impresionado: «Hemos reemplazado un sistema antiguo en dos emplazamientos e implementado por primera vez el sistema de gestión de almacenes en un emplazamiento; además, hemos convertido el control de la técnica de transporte. Y todo esto en poquísimo tiempo», agrega Winkelmeier.

Desde la introducción de EPG | LFS han mejorado significativamente los procesos en el almacén. Winkelmeier reconoce ventajas principalmente en la transparencia conseguida: «Ahora podemos ver los 66 000 puestos de almacén de los distintos emplazamientos a través de un sistema y controlar mejor la ocupación del almacén». También es posible evaluar los tiempos de procesamiento de los pedidos con solo pulsar un botón, con lo que los potenciales de optimización se visualizan rápidamente. También son útiles las vistas en el historial de existencias y la frecuencia de rotación de un artículo. Las nuevas fotos del artículo facilitan el trabajo principalmente a los preparadores de pedidos. «Las ventajas de un sistema de gestión de almacenes moderno y uniforme son evidentes. Por eso, a largo plazo queremos utilizar el sistema en la totalidad del grupo para aumentar así la eficiencia».

Descargue